Tratamiento

La metodología de trabajo en el área clínica se plantea en función de tres a cuatro entrevistas de evaluación y una devolución del plan de tratamiento; a razón de una sesión por semana de cuarenta y cinco minutos de duración. No obstante, el dispositivo terapéutico y la frecuencia de las sesiones estarán sujetos a los objetivos propuestos y de la evolución del paciente.

Consecuentemente, los tratamientos suelen tener una duración media de entre cuatro y seis meses. Una vez finalizado el tratamiento, se requiere de un periodo de seguimiento que el mismo es pautado con el profesional a cargo.

La metodología de trabajo en el área psiquiátrica se plantea en función a una o dos consultas de evaluación y diagnóstico de una hora de duración aproximadamente. Por consiguiente, una vez pautado el plan de tratamiento farmacológico se monitorea al paciente con seguimientos mensuales los cuales están dispuestos para el control de la medicación y evolución del paciente.

La metodología de trabajo en el resto de las áreas se plantea en función a una o dos consultas de evaluación y una devolución del plan de tratamiento. Las sesiones son de una vez por semana, a excepción que el profesional recomiende otro tipo de dispositivo terapéutico. El tiempo de duración va a depender del diagnóstico y de la evolución del paciente.

Test de evaluación

Los Piscodiagnósticos son utilizados con parte de la evaluación del paciente. Las evaluaciones se fundamentan a través de la administración de Técnicas proyectivas y Psicométricas.

  • Utilización de test estandarizados. Se suministra en dos sesiones en días diferentes (con una duración de 2 a 4 horas dependiendo de cada caso).
  • Utilización de cuestionarios y test estandarizados en el caso infantil y adolescentes. Se les administra con la presencia de los padres o tutores.
  • Corrección e interpretación de las pruebas realizadas e informe escrito de diagnóstico, tratamiento y/o recomendaciones. Nos basamos en el Manual Diagnóstico del DSM/ V y escalas de evaluación afines.
  • Devolución de resultados: se explican las conclusiones y recomendaciones con posterior entrega del informe. En caso de niños y adolescentes, los mismos deberán acudir con sus padres, adulto responsable y/o tutor.
  • Un principio en el cual nos basamos es el de consentimiento informado, entendiéndose este último como el instrumento que protege el derecho del paciente a participar activamente en la toma de decisiones sobre su salud; consentimiento obtenido voluntariamente, habiendo proporcionado al potencial paciente la información adecuada, accesible y comprensible. Si bien este proceso es anterior al tratamiento dispuesto por el profesional, el paciente podrá retirar su conformidad en cualquier momento. Este consentimiento abarca: a) Diagnóstico, evaluación y tratamiento, b) Curso, decurso y pronóstico, c) Expectativa del tratamiento y d) Efectos no deseables del tratamiento

Menores de edad deberán concurrir obligatoriamente: con padres, adulto responsable y/o tutor.

Área Psicológica

Contamos con psicólogos especializados tanto en el campo INFANTO- JUVENIL como en el de ADULTEZ.

Trabajamos con diferentes etapas Piscodiagnósticas, como ser: entrevista de admisión, derivación a profesional competente, evaluación psicotécnica y proyectiva y posterior diseño de plan terapéutico, el cual será informado al comienzo de las sesiones y alta del paciente.

La Psicoterapia es la herramienta idónea para elaborar hipótesis pertinentes a todos aquellos factores que tienen injerencia sobre las sensaciones de bienestar, autonomía y, consecuentemente, una vivencia del aquí y ahora de forma satisfactoria del paciente. Es un espacio que pretende ser el medio conductor entre la persona y sus emociones, necesidades y nuevos enfoques necesarios para facilitar su realidad. Esto último, tiene como fin poder explicar un determinado padecimiento y determinar cuál es el mejor camino para remediarlo.

La Psicoterapia no habrá alcanzado su objetivo con tan solo apalear al sufrimiento del paciente. Para obtener resultados satisfactorios es fundamental identificar los síntomas y las causas que los perpetúan. Para ello, el vínculo psicoterapeuta-paciente debe colaborar profundamente en la búsqueda de todos aquellos factores que interfieran en la resolución del problema y el bienestar de la persona.

Área psiquiátrica

El psiquiatra aporta una visión biológica tanto en el diagnóstico como en su consecuente tratamiento.

El especialista será responsable de valorar la influencia de factores como la genética, los aspectos médicos y también farmacológicos, es decir: a- evaluación de los diversos tipos de medicación que puedan generar colateralmente depresión u otros trastornos físicos b- descartar síntomas por causa orgánicas como, por ejemplo, alteraciones tiroideas que puedan estar produciendo sintomatología relacionada con depresión o ansiedad.

Tratamiento psiquiátrico:

Algunos trastornos tienen un componente físico muy importante que contribuyen a un desajuste del sistema nervioso, y para los que la medicación puede ser una ayuda imprescindible, como ser:

  • Crisis de pánico de repetición
  • Depresiones de cierta gravedad
  • Trastornos de ansiedad generalizada
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastornos psicóticos (como la Esquizofrenia o el trastorno esquizoafectivo)
  • Entre otros.

Área de nutrición

Mejorar la calidad de vida de las personas es un compromiso que no solo responde a la búsqueda de un equilibrio dentro del sistema, sino también al ajuste de aquellos hábitos que generan consecuencias que impiden continuar por un camino de bienestar y salud. Por ende, habituarse a una alimentación adecuada y variada asegura la incorporación y aprovechamiento de todos los nutrientes que necesitamos para crecer y vivir saludablemente. Por ello, contamos con profesionales dentro del área de la nutrición a fin de crear un dispositivo terapéutico más moderno y eficaz, que contenga un plan de alimentación adecuado y funcional para cada individuo.

Área de del lenguaje y comunicación

La terapia se estructura: a- evaluación, b- diagnóstico y c- tratamiento respecto de los trastornos del lenguaje oral y escrito. Paralelamente, para el logro y el cumplimiento de los objetivos propuestos en el tratamiento es necesario trabajar conjuntamente con la familia y el colegio

En etapas iniciales del desarrollo atendemos: afectaciones del lenguaje receptivo y expresivo y trastornos generalizados del desarrollo.

En etapas posteriores, los objetivos de estimulación se centran en la correcta adquisición de la lectoescritura en niños con Trastornos del Lenguaje, o bien en la superación de las dificultades asociadas a la Dislexia y a la Disgrafía, entre otros.

Área de psicopedagogía

Nos centramos en los problemas de aprendizaje y orientación vocacional. Por ello, desarrollamos terapias educacionales acordes a cada paciente, basadas en modelos y estrategias que apoyen el proceso de interpretación e integración, asumimos la necesidad de identificar acciones según los objetivos y contextos que el paciente requiera. Tres principios básicos: prevención, principio de desarrollo y principio de acción social.

Tratamiento:

  • Evaluación y tratamiento dirigido a niños con Problemas de aprendizaje y de conducta.
  • Evaluación y tratamiento dirigido a niños con Trastorno del espectro autista (T.E.A) y trastorno generalizado del desarrollo T.G.D).
  • Asesoramiento, capacitación y contención dirigida a padres y familias con niños con T.E.A, T.G.D. y problemas conductuales.
  • Problemas en etapa de escolarización

Infantil

Abordamos la evaluación y el tratamiento de los problemas psicológicos del niño y los trastornos de la conducta Infantil, tomando como punto de partida el análisis del contexto en el cual está inmerso, la familia y su interacción, su ámbito educativo, como los acontecimientos de vida hasta su presente.

Si bien el abanico de problemáticas en este momento del ciclo vital es muy variado y extenso, contamos con los más significativos por la frecuencia que se presentan:

  • En la “etapa preescolar”, las problemáticas más frecuentes son las relacionadas con el control de esfínteres (enuresis y encopresis), los miedos, la ansiedad (de separación, temores nocturnos, afrontar situaciones y/o a personas desconocidas, etc.), y problemas de conducta (oposicionismo, rabietas), entre otros.
  • En la etapa escolar pueden persistir los trastornos de conducta y de atención, además de problemas de adaptación al medio escolar y al grupo de iguales, así como problemas relacionados con la ansiedad y el estado de ánimo o los trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad.
  • En la preadolescencia son muy comunes los problemas con la imagen, la adaptación social, rendimiento académico, problemas de la conducta alimentaria, conductas antisociales, entre otras.

Adolescencia

Es nuestro objetivo como profesionales, orientar y asesorar al adolescente y a sus familiares a prevenir y manejar aquellos trastornos más comunes y de frecuente aparición en la etapa de la adolescencia. De ser necesario, nos comprometemos a ofrecer y supervisar la intervención clínica acorde a las necesidades de cada paciente para favorecer su salud mental. Es el período de transición entre la infancia y la adultez que implica un proceso de cambio e identificación.

Los conflictos más frecuentes son:

  • Conflictos en las relaciones familiares.
  • Conflictos en la esfera académica.
  • Imagen y competencia social.
  • Trastornos de ansiedad y depresión en el adolescente.
  • Trastornos del comportamiento y adaptación social.
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Trastornos por abuso de sustancias: marihuana, cocaína, etc.
  • Otros trastornos.

Adultos

El objetivo de los tratamientos terapéuticos es identificar mecanismos inherentes a los conflictos psicológicos y determinar los factores personales y ambientales que pueden tener fuerte influencia en el origen y mantenimiento de los mismos, generándose de esta manera, un plan estructurado que aumente el conocimiento de qué es lo que realmente sucede y cómo funciona, así como también, de las estrategias que favorezcan el progreso personal y la reducción o eliminación del trastorno.

Entre ellos se contemplan:

  • Trastornos sexuales.
  • Trastornos del sueño.
  • Trastornos de la personalidad.
  • Trastornos del estado de ánimo (depresión, trastorno bipolar).
  • Trastornos de ansiedad (agorafobia, crisis de angustia, fobia social, trastorno obsesivo compulsivo).
  • Trastornos de la conducta alimentaria.
  • Trastornos relacionados con sustancias.
  • Problemas de relación interpersonal (Pareja, Relaciones familiares, Relaciones sociales)
  • Trastornos psicóticos
  • Dismorfofobia, hipocondría, trastorno por somatización.

Familia

La familia es considerada el cimiento más importante que conforma a una sociedad; es el grupo en donde se fomentan y se aprenden los roles, los deberes, los valores, creencias, los principios, entre otros. Por consiguiente, cuando el sistema familiar comienza a presentar problemas (déficit en la implementación de límites, reglas y/o acuerdos, alteración en los roles o las funciones, comunicación poco eficiente, la interacción entre los miembros de la familia se vuelve violenta y/o distante, etc.) es necesario realizar una consulta con un profesional y no dejar que la problemática se perpetúe o se profundice aún más.
El principal objetivo y beneficio de la terapia familiar es que la familia se adapte de manera exitosa a los cambios y las situaciones internas y externas que se presenten, a fin de evitar que las crisis que se produzcan atenten contra su funcionalidad tanto a nivel estructural como vincular.

Entre ellos se contemplan:

  • Ruptura de pareja- separación
  • Familias ensambladas
  • Entre otros.

Pareja

La pareja es un vínculo donde dos personas llevan adelante un proyecto conjunto donde, a veces, los acontecimientos no son los esperados y ese vínculo se transforma en una relación de sufrimiento para ambos. Los motivos pueden ser muchos y muy variados… Algunos ejemplos son la infidelidad, una adicción, depresión, sensación de abandono por uno de los dos con respecto al otro, insatisfacción sexual o emotiva, etc.

En muchas ocasiones, estos conflictos se originan por problemas relacionados con los hijos (nacimientos, entrada en la adolescencia, conductas violentas…) y a dificultades con las familias de origen. Las crisis de pareja, a menudo, conllevan a plantear la separación como posible solución al problema, siendo esta toma de decisión, una de las encrucijadas más complejas y dolorosas de la vida.

El cansancio emocional, la frustración y la impotencia, son los síntomas que llevan a decidirse a realizar una Terapia de Pareja, cuyo propósito se basa en una transformación cuyo objetivo es la renovación del vínculo perdido.

Areas de capacitación y formación
Estudiantes avanzados y profesionales
Temas de capacitación:
Psicofármacos
Trastornos de ansiedad
Trastornos de alimentación
Piscología del deporte
Ruptura de pareja/ separación
Familias ensambladas
Introduccion al tratamiento cognitivo conductual: trastorno del espectro autista y T.G.D
Entre otros
Docentes, Padres.
Temas de capacitación:
Bullying
Seguridad en las redes sociales
Detección primaria de abuso de sustancias
Manejo del estrés
Familias ensambladas
Entre otros
Empresas
Temas de capacitación:
Bullying
Manejo del estrés
Manejo de grupo
Entre otros